Ahorran el 13% en la factura eléctrica



Quince universidades y centros de investigación, integrados en el grupo de compra CSUC, ahorrarán 1,73 millones de euros en 2014, un 13% en el total de sus facturas de la luz. Esta reducción del gasto es consecuencia, por un lado, de la compra a precio variable realizada por el grupo de compra, un sistema innovador en el sector público y, del otro, de las medidas de ahorro introducidas por los gestores energéticos de las instituciones participantes.


El grupo ha realizado la compra de energía a precio variable OMIE licitando el margen de comercialización -incluyendo los desvíos- con opción de cierres trimestrales. Por las condiciones del mercado, se ha decidido mantener un precio variable durante el primer y el segundo trimestre del año, mientras que se ha preferido cerrar los lotes de media tensión para el tercer y cuarto trimestre. En referencia a la baja tensión se ha contratado un precio fijo bastante favorable que ha entrado en vigor en junio.


La reducción en la factura eléctrica ha sido gracias también a las medidas de ahorro introducidas por los integrantes del grupo, de manera que el consumo previsto de 130 GWh/año quedará en 120 GWh/año. Estas medidas han consistido tanto en reducciones de consumo como en incrementos de eficiencia con monitorización y mejoras en el equipamiento. Las medidas de reducción del consumo han conseguido ahorrar el 5% de los kWh valorados en 670.000 €.

También ha sido fundamental el trabajo conjunto realizado para detectar situaciones que suponían gastos innecesarios y que podían ser corregidos. Así, se han revisado tarifas y potencias de todos los CUPS -puntos de suministro. Entre otras acciones llevadas a cabo por los responsables de gestión de la energía, se han agrupado algunos CUPS y otros se han pasado de baja a alta tensión, más económica; se han desviado consumos a períodos más económicos (de día a noche, por ejemplo) y se han ajustado las potencias contratadas.

Es necesario tener en cuenta que el coste de la potencia ha aumentado en 2014 entre un 120 y un 160%, en función de la tarifa, de manera que si las potencias no estuvieran muy ajustadas este cambio regulatorio hubiera encarecido nuestro gasto. El ajuste de la potencia contratada ha sido un proceso iniciado hace tiempo y este año ha generado ahorros de hasta el 12%, por ejemplo en la UPF. La URV está llevando a cabo un plan para reducir la potencia contratada. La UdG comenzó este proceso en 2011 y ha hecho alguna otra corrección este año. En la UPC, estas acciones se enmarcan dentro de su Plan de Ahorro Energético, que tenía como principal objetivo reducir el consumo energético de la universidad un 25% el año 2014 respecto al 2010. La ESCI ha agrupado contadores, racionalizado horarios de la planta enfriadora, sectorizado luminarias e instalado condensadores.

Estas medidas correctivas, a parte de reducir el consumo, han permitido en algunos casos poner en marcha nuevos puntos de conexión, como en el caso de la UAB que ha incrementado sus instalaciones para investigación (nuevo estabulario).


En este proceso, el trabajo codo con codo de los gestores de la energía en cada institución, colaborando y compartiendo conocimiento y experiencias, ha estado tanto o más importante que la propia negociación del precio de compra, que ha sido también una herramienta conjunta del grupo y que ha contado con el asesoramiento de Bioquat, una consultora especializada en energía. Bioquat ha sido crucial tanto en la recomendación de los cierres de precio como en la elaboración de las herramientas necesarias para la gestión de la facturación, tarea que se ha hecho más compleja al tener que calcular la formación del precio en todos los componentes a partir de diversas fuentes, precio que varía a cada hora durante el primer semestre.


El grupo de compra en cifras

Globalmente, el ahorro ha sido del 22% en la parte no regulada del precio de la energía (1,67 M€) y de un 13% en el total de la factura (1,73 M€), comparándolo con un precio fijo licitado en el mismo período por un grupo de compra similar al del CSUC como es la Generalitat de Catalunya.

El primer semestre, para la alta tensión (lote 1) se han mantenido precios variables en OMIE, consiguiendo una reducción del precio de la energía (no regulada) de un 50% (1,27 M€), que agregado a la parte regulada de potencia y energía, supone un ahorro del 26% en el total de la factura sin IVA (1,34 M€).

En el segundo semestre, en previsión de una subida de los precios de mercado, el grupo decidió hacer cierres de precios que suponen un ahorro estimado de un 8% en precio de mercado de la energía (0,30 M€) y un 5% en el total de la factura (0,31 M€).
Referente a la baja tensión, el precio fijo obtenido a partir de una muy competitiva subasta ha supuesto una reducción del coste de la energía de un 9% (0,10 M€), mientras que en el total de la factura ha sido un 6% (0,10 M€).



Acciones de futuro

Para el 2015 se ha prorrogado la compra de 2014, que será necesario gestionar en sus cierres trimestrales como se ha hecho este año, y se continuará trabajando conjuntamente para incorporar las mejores prácticas en reducción de consumo y en eficiencia energética.

El análisis de los datos comparativos (benchmark) y de las acciones llevadas a cabo por los gestores energéticos ha sido un factor decisivo y que aún tiene recorrido para continuar mejorando a través de la colaboración, la compartición de información y de buenas prácticas. Se necesitará inversión en monitorización, elementos de medida, de gestión y substitución de hardware por otro más eficiente para reducir el consumo a partir de ahora.

Se quieren mejorar las herramientas para gestionar el control de la facturación variable, no resuelto en el mercado; y también se quiere mejorar la interlocución con las empresas suministradoras para la resolución de incidencias tanto en el servicio como en la facturación.

Especialmente, desde el CSUC se quiere impulsar este espacio de intercambio de buenas prácticas que es el grupo de compra para potenciar la compartición y colaboración, y encontrar nuevas formas de financiación y herramientas que puedan ser de utilidad para todas las instituciones participantes.

El entorno de escasez de recursos, el encarecimiento de la energía y los cambios constantes en la regulación nos obliga a estar atentos a las oscilaciones de precio, a los cambios tecnológicos y también a los factores del entorno que influyen en el coste de la energía.

Si bien la licitación exclusiva del margen de comercialización del precio de la energía eléctrica ha generado importantes dificultades en la facturación, también ha aportado un conocimiento detallado que será la única manera para continuar mejorando los ya reducidos costes con el uso de herramientas como el benchmark de los principales ratios de consumo y gasto por tipo de edificio, uso o por m2, por ejemplo.

Este grupo de compra de electricidad más la UB, el PRBB, el CRAG, los Colegios Mayores Sant Jordi, Montserrat, Penyafort y Ramon Llull, está licitando la contratación conjunta de gas natural por un importe anual de 4,6 M€ (IVA excluido). Se trata de 262 puntos de suministro con un consumo anual de más de 95 GWh divididos en dos lotes, alta y baja presión, para conseguir la máxima concurrencia y dar entrada a comercializadoras especializadas.



¿Quién integra el grupo de compra?

Este grupo de compra está formado por la UAB, la UPC, la UPF, la UdL, la UdG, la URV, la UOC, la FCRI, la Escola Superior de Comerç Internacional, la Fundació UAB, el Institut de Ciències Fotòniques, el Parc Científic i Tecnològic de la UdG, el Parc Mediterrani de la Tecnologia, el Parc de Recerca de la UAB y el propio CSUC. En 2015 está prevista la compra conjunta de electricidad con la incorporación de la UB con su propio grupo (Colegios Mayores Sant Jordi, Penyafort, Montserrat y Ramon Llull).
 




Fuente:

http://www.csuc.cat/es/nota-prensa/universidades-y-centros-de-investigacion-ahorran-un-13-en-la-factura-electrica-en-2014






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario. Gracias por participar.