Compra conjunta de luz CSUC

Veintisiete universidades y centros de investigación se unen para comprar luz

Barcelona, EFE Un total de 27 instituciones científicas y universidades de Barcelona y Madrid se han unido para comprar electricidad a través del Consorcio de Servicios Universitarios de Cataluña (CSUC), que contratará este año el suministro de 283 gigavatios por hora por 73 millones de euros.

Las 27 universidades, parques científicos y tecnológicos y centros de investigación han decidido comprar conjuntamente la energía que consumen a través de un acuerdo marco promovido por CSUC porque "esta licitación conjunta es más atractiva tanto para las comercializadoras de energía como para las instituciones participantes" que tendrán que pagar un precio menor.

Según ha informado el consorcio, en la compra de energía de este año han duplicado el número de instituciones participantes respecto de la compra anterior, en la que consiguieron un ahorro económico de 1,73 millones de euros que se destinaron a investigación y enseñanza superior.

Para la licitación de este año se han incorporan universidades grandes como la de Barcelona y la Complutense de Madrid, con un volumen conjunto de 120 GWh/año, lo que representa el 40% del consumo agregado de esta licitación, con lo que el ahorro que prevén será aún mayor.

También se han sumado centros privados, como el Instituto Químico de Sarrià, o grandes instalaciones, como el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación, que consume 11,6 GWh/año.

Según el acuerdo entre las instituciones, el CSUC seleccionará un máximo de 20 empresas que en septiembre serán convocadas para una subasta para el suministro eléctrico de 2016, y se podrá celebrar una segunda subasta a lo largo de 2016 para el suministro del 2017.

En este acuerdo marco, el CSUC licita el margen de comercialización que se aplicará a los precios de mercado variables (OMIE), asumiendo los clientes los costes y la variabilidad de los precios.

Según han explicado fuentes del CSUC, "la compra conjunta supone un ahorro muy importante del precio que tienen que pagar las universidades y centros de investigación, ya que el CSUC se encarga de la compra conjunta con una subasta transparente tras conseguir que haya una concurrencia suficiente que permita tanto mejorar el precio como el servicio de comercialización".

"Con la compra colaborativa que promueve el CSUC, no se trata solo de obtener un mejor precio, sino también compartir conocimiento, experiencia y talento dentro del grupo de compra", ha informado la central de compras universitarias.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar tu comentario. Gracias por participar.